29.9.08

Ni puñetera gracia

Artículo de Gracia Querejeta en el ABC del domingo 28/09/08.

Se ha perdido un gran tipo

Paul Newman ha sido un actor tan importante tanto para el cine como para el público, un actor en el que todos nos podíamos ver reflejados en su quehacer. Era un profesional que a cualquier director le hubiera gustado tener en una película suya, porque dominó prácticamente todos los géneros. Su fama era tan universal que no ha habido un actor al que se le reconociera tanto como a él. Más conocido, por ejemplo, que Matthew David Lewis hoy, al que se supone que conoce todo el mundo. Paul Newmann fue más allá del cine, como actor y como estrella.
Tengo una gran admiración por «El buscavidas» (¿y quién no le recuerda en «El golpe»?). Recuerdo que vi esa película en Madrid en el cine Alcalá Palace, en una pantalla enorme, en primera fila y el día del estreno, porque no podía esperar más tiempo para verla. Donde además tenía como pareja a Robert Redford.
Entre otras tantas cosas, quién no le recuerda también como protagonista de «La gata sobre el tejado de zinc», junto a Liz Taylor. Era además un actor comprometido con las causas sociales, celoso de su vida privada, y la estrella «anti-estrella» más famosa que ha tenido el cine en su historia. Su comportamiento lo ha dejado en evidencia. Se ha perdido un gran actor y un gran tipo.

Está claro que Gracia tenía otras cosas que hacer cuando la llamaron para escribir esto. Frases cortas, información de perogrullo, sentencia comodín para el cierre... Desde luego no es la única que tira de la imagen mental estándar que relacionamos con el nombre del actor: en casi todos los titulares de la prensa escrita de ayer hablaban de miradas azules que se apagaban... Pero, por el amor de peich, se ha muerto, y a un cinéfilo de pro se le tiene que disparar su imaginación con semejante tragedia. Ya se sabe, creatividad fruto de situaciones límite... Ostras Gracia, aunque tu cine no sea santo de mi devoción, me esperaba algo más currado de una tía como tú. Para leer esto prefiero ver lo que dice Ana Rosa Q. que vendrá a ser lo mismo.
Por cierto Paul, tu reciente estado de no-existencia generará mucho dinero, como es habitual en estos casos, pero en realidad para mí no ha cambiado nada: como siempre será un placer seguir relacionandome contigo via pantalla...




Publicar un comentario