18.3.08

Huérfanos

A estas alturas tiene poco sentido que hable de El Orfanato, cuando todo el mundo la ha visto e incluso algunos -o afortunados-, la han olvidado. No tenía demasiado interés en verla porque no soporto a Belén Rueda y la inmensa mayoría del cine español me parece abominable. Me topé con ella casi sin querer y me puse a ello.
Hay poco que decir, salvo que Belén Rueda tiene problemas con su imagen -se está transformando en Ana Obregón-, y que la película ha sido considerada culpable de los problemas habituales del cine español: malos actores, mal desarrollo, problemas de narración, etc. Es especialmente cursi, no da nada de miedo excepto por el logrado maquillaje y vestuario y el final, aunque motiva porque sorprende -aunque creo que me recuerda muchísimo a algo enterrado en mis recuerdos de infancia-, al rato resulta también de risa.
No pasa nada, no es de lo peor que he visto este año pero, ¿por qué ha recibido ese abrazo de crítica y público? ¿Por qué Guillermo del Toro no se lo hace mirar?
Publicar un comentario