26.5.10

Lost: no god, only religion


Por supuesto, espoilers

Terminan por fin seis años de felicidad. Y terminan, simplemente con un último episodio homenaje. Pese a diversos energúmenos, finalmente Desmond si era importante. Y pese a algunos descreidos, Lost era principalmente una historia de amor. Amor entre sus personajes, amor de sus fanáticos, amor de sus creadores a todos los que año tras año han estado ahí pese a las tonterías, a los desplantes, a escasísimos momentos de hastío.
La línea temporal X queda así como una simple excusa para reunir a todos los personajes, para repetir los encuentros. Al final, no son sólo los personajes los que se reunen en ese espacio. Son también los actores que celebran con alegría y tristeza que todo se acabó.
El problema es cómo se ha hecho. Tras cierto gamberrismo metafísico nunca me imaginé algo tan políticamente correcto. Muerte, redención y símbolos de múltiples religiones para que no se nos enfade casi nadie. Fuera del tiempo estos chicos nos dicen hasta siempre. Para eso no hacía falta cabalgar tanto.
Por otra parte tenemos el fina "real". También profundamente conservador. El héroe muere, los antihéroes toman el relevo y los chicos guapos escapan. Y todo con un apestoso aire religioso new wave realmente desagradable. Jacob era el hermano malo, y lo explicaré en breve en otro foro. Ya os avisaré. El humo negro sonaba como una máquina, pero al final no era más que el espíritu de la técnica. Gana el misticismo barato, pero nos quedamos con la duda de si estamos ante jipismo de tres al cuarto o una ultraconservadora visión del mundo.
¿Da igual? Ha habido al menos diez episodios que han sido mejores que cualquier final posible. El not Penny's Boat y especialmente el We have to come back, Kate! han sido, de lejos, los momentos más emocionantes vividos nunca delante del televisor. Pero al final nos quedamos sin un montón de respuestas y con mucha basura metafísica. Gracias por todo, de verdad, pero al final lo que quedará será un final estúpido y políticamente correcto.
Publicar un comentario