24.1.09

Las gracias de Dios



Hazteoir.org es la web militante ultracatólica más potente de nuestro país. Bien organizada, combativa, mueve a miles de españoles en una cruzada contra los ateos, los laicos y aquellos que quieren que las leyes españoles defiendan las libertades de todos, no las de unos pocos.
El vídeo es profundamente insultante. En primer lugar porque es un coñazo, cutre y mal hecho. Poner a un montón de gente anónima helada en un parque diciendo frases cortas con dificultades para memorizarlas es la antítesis de una buena publicidad. Y en segundo porque dicen muchas tonterías. Veamos:
"Dios existe, yo soy Testigo". Yo no puedo ir a un juicio y decir que soy testigo de que A mató a B porque tengo la certeza moral de que tal suceso ocurrió. No lo ví, no estuve presente. Mi convicción no me convierte en un testigo válido. ¿Estuvo usted en el momento en el que Dios creo el mundo? ¿Lo ha visto obrar algún milagro? En ese caso, ¿tiene usted alguna prueba objetiva? Usted no es testigo de nada, sólo ve en su mente cosas que los demás no ven. Su testimonio es absurdo y malintencionado.
"Libertad de ideas para todos". En esto coincidimos. Libertad de ideas para todos e igualdad a la hora de expresarlas en lugares públicos.
"Dios existe y está a tu lado". Me está usted asustando, caballero. ¿Hay un ser invisible, intangible, todopoderoso y omnisciente a mi lado? ¿Cómo puede usted saberlo? ¿Tiene usted poderes paranormales? Mientras no se demuestre que esto sea así, déjeme vivir tranquilo, señor.
"Laicismo es totalitarismo". ¿Por qué? ¿Podría explicarlo? ¿Ha visto usted a algún laico entrar a una iglesia manifestándose en contra de sus creencias? ¿Ha visto a algún ateo o agnóstico presionar para que ustedes no puedan celebrar sus actos religiosos, sus cultos, siempre que estos no interfieran con la libertad de los demás? ¿Ha visto a alguna de esas personas intentando que se prohiba la religión católica? Porque yo no tengo noticia de ello; en cambio sí que he visto a muchos católicos pedir que el Estado regule el lugar donde yo introduzco mi pene o con quién quiero compartir mi vida y cómo tengo que hacerlo.
"Libertad religiosa para todos, también para los creyentes". Por supuesto, coincidimos plenamente. Yo no quiero que usted deje de creer en lo que cree, quiero que se dejen de financiar con dinero público sus actividades de adoctrinamiento.
"¿Por qué quieren imponernos el ateísmo? ¿Tanto les molesta Dios?" Resulta difícil que me moleste algo que no existe. Lo que me molesta es que traten de cohartar mi libertad en nombre de algo que no existe.
"Sí a nuestra libertad religiosa. Sí a nuestra herencia cristiana". De nuevo coincido plenamente. El problema es que tú entiendes por herencia cristiana el adoctrinamiento por parte de tu secta a unos niños que luego llenen el cepillo de tu iglesia para ver si te puedes ir luego de excursión y meterle mano a alguna casta teen, y yo lo que quiero es que ese tipo de cosas se enseñen en clase de historia y en clases de filosofía, con sus brillos y sus sombras, con la importancia del mensaje cristiano para la declaración de los derechos humanos y nuestras leyes democráticas, pero también el origen pagano de muchas de sus costumbres, y por supuesto todo el daño que ha hecho a lo largo de los siglos esa institución política llamada Iglesia.
"Crucifijos sí, libertad sí". Claro bonita, ten todos los crucifijos que quieras en tu casa, en casa de tu novio, en tu iglesia, en tu sede ultracatólica. Pero no en lugares públicos pagados con mi dinero. Y si no, que paguen y cuelguen también una foto de Nietzsche al lado de vuestro individuo sangrante.
"Si te das cuenta de que Dios existe disfrutas más de la vida y eres más feliz". No es necesario entrar en esta cuestión. Haz lo que quieras con tu vida y tu cilicio, pero a mí déjame tranquilo.
Por cierto, ¿se han fijado en el bigotillo del último que habla? Hace poco un señor con un bigote idéntico entró en un sitio público dando vivas a Franco. No seré yo quien juzgue a alguien por su aspecto -para eso ya están los ultras católicos, pero me muero por conocer las ideas católicas de este hombre tan cabal.
Dios probablemente no existe. De eso todos somos testigos, incluso de aquellos que no creen en esa frase.
Publicar un comentario