4.4.08

Amy Winehouse me la suda

Cuando uno ve cosas como esta, el mito de la sucia yonkie le importa bien poco. Uno se pregunta a sí mismo por qué por un momento se dejó seducir por una tipa con un cerebro supletorio en la cabeza y música gastada en el bolsillo.
Gracias Chan Marshall, por hacer cosas como esta, que hacen que me olvide de la gentuza aburrida que disfruta contigo.



Publicar un comentario