9.3.09

El Secreto


Ayer en Página 2 pude ver la lista de éxitos de literatura y libros de no-ficción en España de la última semana. Además de deprimirme profundamente por la bazofia que se lee en nuestro país, hubo algo que me alarmó profundamente: entre los tres primeros más vendidos de no-ficción se encontraba El Secreto.
Uno de mis planes blogueriles más ambiciosos -e inútiles-, es analizar de cabo a rabo la sarta de imbecilidades que se enseñan en este superventas, pero podríamos resumirlo brevemente: si crees que algo te pasará, te pasará. Si te concentras en verte rico, serás rico.
Pues bien, imaginen a muchísimas personas comprando ese libro. Decenas de miles. Puede ser que el que conduce el coche que va detrás del suyo, ese tipo crea en el Secreto. Que el profesor de sus hijos crea en El Secreto. Que su hermano crea en El Secreto. Cuando vayan andando por la calle y alguien les mire mal, no crean que les está echando mal de ojo, sólo estan imaginándole muerto o atropellado por un coche.
Resulta curioso cómo en una sociedad ilustrada y que ha matado a Dios, la gente critica a una religión civilizada como la católica para acabar refugiándose en estupideces de charlatán mucho más deficientes que la doctrina cristiana. Ya que la gente es incapaz de vivir en el dulce paraíso de la incertidumbre, la verdad, prefiero que vayan a misa. Aprenderán más.
Proximamente: La picha del Dr. Manhattan (reseña de Watchmen).
Publicar un comentario